Error humano ocasionó el accidente marítimo

Miércoles 22 de diciembre de 2021. Condenado a 18 meses el capitán y el primer oficial del buque granelero Wakashio, el cual encalló en Mauricio, causando uno de los peores desastres ambientales en la historia.

Los dos oficiales informaron a la corte la semana pasada que se estaban declarando culpables de los cargos de “Poner en peligro la navegación segura” bajo la Ley de Navegación Mercante de 2007 de Mauricio. Serán condenados el 27 de diciembre.

El encallamamiento del buque granelero ocasionó que se derramarán más de mil toneladas de combustible bunker que llegaron a la costa. Los restos del barco fueron retirados recientemente del arrecife, pero los isleños continúan reportando haber encontrado residuos de petróleo en las playas.

El capitán del Wakashio , Sunil Kuman Nandeshwar, ciudadano indio con 34 años de experiencia en navegación, se disculpó con el país por los daños causados ​​por el buque. Durante la investigación y en declaraciones a peritos y al tribunal, el capitán confirmó muchas de las cuestiones que se filtraron a los medios de comunicación. Dijo que había asistido a una fiesta de cumpleaños donde tomó varias copas. La tripulación había estado en el mar desde que el barco partió de Singapur el 14 de julio y el capitán de 58 años dijo que la ansiedad era alta entre la tripulación que no podía contactar a sus familias y estaba preocupada por el brote de COVID-19.

Alrededor de las 5:30 pm, el capitán ordenó que el Wakashio cambiara de rumbo para acercarse a Mauricio para que pudieran obtener una señal wi-fi desde la costa y que la tripulación pudiera llamar a casa para hablar con sus familias. Sin embargo, el primer oficial permitió que el oficial de vigilancia de la embarcación permaneciera en la fiesta de cumpleaños sin supervisar la navegación.

A las 7:10 pm hora local, la guardia costera y las estaciones costeras de Mauricio intentaron comunicarse con el Wakashio pero no recibieron respuesta. Más de una hora después, el capitán informó a la guardia costera que el barco había encallado.

El tribunal de instrucción determinó que el buque funcionaba correctamente sin defectos mecánicos. La investigación encontró que “el registrador de datos de la travesía (VDR) había revelado que el barco no estaba siendo monitoreado adecuadamente” mientras se acercaba a Mauricio. Según los informes, el capitán dijo que «el mar estaba mal pero la visibilidad estaba despejada», y consideró que la navegación se podía realizar de forma segura. Dijo que no se le ocurrió que navegaban tan cerca de la isla y que no había intervenido porque “me había tomado unas copas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Share on Social Media