Retos de los biocombustibles

Panamá, 1 de septiembre de 2022. El futuro de los biocombustibles enfrenta retos porque estos presentan desventajas frente a los combustibles fósiles, debido al rendimiento inferior, el alto costo y la disponibilidad limitada de cada combustible.

Los buques equipados con depuradores usando  fueloil con alto contenido de azufre (HSFO) presentan una ventaja de costos sobre aquellos buques que rechazaron la instalación de depuradores para utilizar combustible con muy bajo contenido de azufre (VLSFO).

Un análisis de Xeneta sobre el tema del futuro de los biocombustible, señala que muy poco se ha avanzado para cumplir con la meta de la OMI de reducir las emisiones en un 50% en el transporte marítimo para el 2050 y se pregunta ¿Qué se necesita para un despegue real?

Tanto el transporte de contenedores como los cruceros parecen continuar con su énfasis en los motores de uso dual de GNL. “Por lo tanto, aunque los precios de petróleo crudo, el gas natural, la gasolina y otros energéticos fluctúan, siendo siendo mucho más fuertes que antes de la invasión rusa de Ucrania”.

Xeneta citó los precios recientes del crudo versus el combustible bajo en azufre. “El precio del crudo Brent aumentó de un promedio de US$87/bbl en enero de 2022 a $123/bbl en junio y luego cayó a $100,45 el 30 de agosto de 2022. En el mismo lapso de tiempo, el máximo de VLSFO para 2022 fue de US$1.141,50/ MT el 10 de junio, cuando el Brent cotizaba a $123,07/bbl y luego cayó un poco a $105,09 el 29 de agosto . En comparación, el máximo de IFO380 (HSFO) fue de $634,50/TM el 4 de mayo, con un cierre del 29 de agosto de $619,50”.

También la firma citó en su análisis declaraciones de  la Dra. Alexandra Ebbinhaus, Gerente General de Descarbonización de Shell Marine, en cuanto al futuro del metanol sintético, , el amoníaco y el hidrógeno, dijo que cada uno tiene desventajas frente a los combustibles fósiles debido al rendimiento inferior, el alto costo y la disponibilidad limitada de cada combustible.

«Seguirá viendo la demanda de combustibles fósiles en las décadas de 2030 y 2040», dijo. Sin embargo, Ebbinhaus cree que el GNL es el combustible de menores emisiones disponible para la venta que está maduro, a diferencia, por ejemplo, del biocombustible líquido, que está sujeto a la volatilidad de los precios. que afecta la demanda.

Las principales empresas de petróleo y gas se han comprometido a reducir el metano para 2030, lo que haría que el GNL sea eficiente y muy respetuoso con el medio ambiente. combustible para la década de 2030.

Ebbinhaus cree que el metanol podría convertirse en un combustible futuro exitoso si se dispone de un suministro mayor y más estable. Si se resuelven los problemas de escape de metano, «las emisiones de GNL fósil se reducirían en un 23%, mientras que el metanol fósil es más dañino para el clima que el búnker fósil». Es difícil comparar con precisión la economía de diferentes combustibles cuando la oferta y la demanda de HSFO, VLSFO y gas natural/GNL están más influenciadas por la política que por los factores macroeconómicos normales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar